Un detalle interesante que tenés que saber es que, en esta zona, gran parte de los nombres son de origen mapuche. Ésta es una etnia que tiene sus orígenes del otro lado de la Cordillera de Los Andes. Incluso mapuche deriva de las palabras mapa, que significa tierra, y che, que quiere decir gente. O sea, gente de la tierra.

Las versiones más conocidas sobre el origen del nombre de este volcán son igualmente interesantes de conocer. Una de ellas dice que Lanín viene de una vieja palabra Mapuche que quiere decir la roca muerta.

Otros explican que en realidad ese término mapuche significa hundirse o nos hundimos debido a lo difícil que se hace la marcha por la nieve y las cenizas volcánicas.

arg20080415.25Creative Commons License birasuegi via CompfightLa otra teoría es en realidad una leyenda que aún siguen contando las nuevas generaciones de mapuches. Cuenta que en una oportunidad, el volcán entró en actividad. Un viejo chamán indicó que para calmar su enojo, lo más aconsejable era sacrificar a una persona. La elegida fue la hija del cacique de los mapuches, mujer de contextura gruesa, que sació de tal manera al volcán que a partir de ese momento permaneció callado. Según esta teoría, Lanín se podría traducir como murió de una indigestión.

Hay, sin embargo, otra historia, que varía en algo de la anterior. Cuenta que había un dios, llamado Pillán, que habitaba en lo más alto del volcán y era un defensor de la naturaleza.

En una oportunidad, varios integrantes de una tribu llamada Huaiquimil que estaban llevando a cabo una cacería de huemules, llegaron a una gran altitud, cerca del lugar donde vivía el dios. Haciendo caso omiso de su conocimiento de esa presencia, mataron varios ejemplares de huemul. Esto desató el enojo de Pillán, que provocó una furiosa borrasca y erupción del volcán. En esta versión de la historia, es la hermosa hija menor del cacique, Huilefun, la que es llevada hasta el monte. Ahí es atrapada por un cóndor, que finalmente la tira dentro del volcán. La tormenta entonces se apaciguó y una nevada dio el toque final a este enojo. La leyenda dice que en realidad, el Lanín esconde al fuego y a la joven en su interior.

Una historia rica, sin lugar a dudas.