Creative Commons License theilr via CompfightComo en su base es un paso abierto y con poca pendiente, fue uno de los más usados por grupos de pueblos originarios (pehuenches, tehuelches y luego mapuches) para pasar de lo que hoy es Argentina al actual territorio de Chile.

Villarrica, la ciudad chilena más cercana, fue fundada en 1552 para asegurar el dominio sobre la zona, de especial importancia para la comunicación entre ambos territorios.

Entre 1560 y 1600 fueron numerosas las expediciones que pasaron por esta vía buscando esclavos. La revuelta mapuche puso fin a este comercio y significó la destrucción de varias ciudades meridionales chilenas.

Ya bien entrado el siglo XVII, hubo varias misiones pacificadoras, como las llevadas a cabo por el sacerdote Diego de Rosales, que también aprovecharon la geografía accesible de la zona. Fue este religioso precisamente quien bautizó esta vía de comunicación como Paso de la Villarrica.

La actividad económica también se sirvió de esta relativa facilidad. En un principio, fueron los mapuches los que pasaron ganado tomado al sur de la región pampeana. Luego de la Campaña del Desierto y con fuertes ya establecidos, desapareció el tráfico irregular de hacienda y las acciones de cuatrereo.

Este tipo de actividad económica se siguió realizando hasta entrado el siglo XX. En la actualidad, son los turistas y lugareños los que recorren estas tierras ancestrales.