Sin dudas, hacer cumbre es una experiencia única en la vida. Tu espíritu indómito, no obstante, puede pedirte desafíos mayores. Y nuestro país está repleto de opciones para satisfacerlo. Aquí te describimos algunas

 

La Cara Sur del Volcán Lanín

Éste es, sin dudas, el camino más difícil que tiene el Volcán Lanín para llegar a la cumbre. Además de sus características, es necesario que tengas un muy buen estado físico y capacidad para realizar esfuerzos importantes.

Es más resbaladizo y tiene una pendiente mayor que el resto de sus caras. El desnivel hasta el pie del glaciar es de 1500 metros, y el total es de 3000 metros. El descenso se efectúa por la cara norte.

La duración de esta travesía es de dos días, divididos en

1° jornada: 7 horas de trekking hasta llegar al pie del glaciar. Allí se para a descansar y reponer fuerzas para encarar la última parte del ascenso.

2° jornada: caminata de media hora. Hay que salir bien temprano, a eso de las 5 de la mañana. Ahora sí: llegó el momento de la escalada. La zona denominada como Colada Mazoldi la que presenta las mayores dificultades. Son 3 largos a través del hielo, unos 150 metros. Luego sigue un terreno que tiene una pendiente de 45° y que por momentos llega a los 60°

A eso del mediodía vas a estar contemplando un paisaje que tus ojos no van a olvidar jamás.

Se considera a la cara sur como la más técnica, ya que requiere algo de experiencia en el uso de las herramientas específicas utilizadas para escalar. Tenés que estar familiarizado con métodos de sujeción, grampones y piquetas.

La ropa y accesorios son prácticamente los mismos que para la subida por la cara norte. A esto se le agrega el equipo específico para escalar, que lo debe proveer el guía

-Piquetas

-Casco

-Cuerdas

-Arnés

-Grampones

-Utensilios y calentador

En algunos casos, y según la época del año, puede considerarse como peligrosa. El mejor momento del año para realizar esta experiencia es el comprendido entre fines de octubre y principios de noviembre. Es mejor que no haya tanto hielo, porque dificulta mucho el avance durante la primera jornada.

 

El Cerro Tronador

Este cerro de está ubicado en el Parque Nacional Nahuel Huapí, cerquita de la ciudad de San Carlos de Bariloche, provincia de Río Negro. En realidad, es un volcán activo. Se estima que su última erupción fue hace 10 mil años.

Tiene 3 cumbres

-Pico Internacional. Tiene una altura de 3491 metros. Marca el límite entre Argentina y Chile

-Pico Chileno. Tiene una altura de 3410 metros.

Y finalmente, el más escalado de todos ellos

Pico Argentino. Tiene una altura de 3554 metros. El tiempo necesario para llegar hasta la cumbre está en el rango de las 8 a las 12 horas. El tiempo total, contando la vuelta, puede ser entre 12 y 14 horas, dependiendo de lo que haya durado el ascenso.

Generalmente se realiza la ascensión por dos rutas

Paso de los Vuriloches y el Viejo Refugio Tronador

Por Refugio Otto Meiling

Vas a tener que caminar sobre el hielo de un par de glaciares. Por esto, el grado de dificultad de esta caminata por el hielo va de media a alta. Será necesario, entonces, que tengas un buen estado físico. El grado de esfuerzo es algo menor que el demandado para subir al Volcán Lanín, aunque no es sencillo en absoluto. Te esperan grietas, pendientes, lugares para escalar y lugares muy escarpados. Ideal para saciar tu sed de aventura.

Los grupos en general están compuestos por 2, 3 ó 4 personas. Desde noviembre hasta abril es la temporada para realizar estas ascensiones.

Hay, sin embargo, un pico más, de menor altitud, pero que igual te puede resultar interesante para subir

Pico Cóndor. Está ubicado a una altura de 2800 msnm. El nivel de dificultad es medio, e incluye caminata sobre un glaciar. Vas a poder ver varios valles chilenos y te vas a maravillar con el panorama que desde ahí vas a tener del Pico Argentino.

Esta travesía completa te va a demandar entre 6 y 8 horas, lo que constituye otro lindo desafío a superar.

 

El Aconcagua: el más alto

Esta montaña, sólo superada en altitud por los Himalayas, está ubicada en la provincia de Mendoza, en el departamento de Las Heras. Tiene una altura de 6964, 4 metros en su cumbre norte. La sur, en cambio, llega a los 6930 metros. Forma parte del denominado grupo de los 6 mil, las montañas más codiciadas del planeta.

Se puede realizar la ascensión por 33 distintas rutas. Acá te mencionamos algunas teniendo en cuenta las caras del Aconcagua

Cara Noreste

Hay varias vías, cada una con sus características. A modo de ejemplo, te describimos la más accesible

normal. Prácticamente no exige una gran pericia técnica. El mayor esfuerzo va a ser tener que llevar tu mochila con un peso aproximado de 20 kilos durante unas cuantas horas al principio de la subida: entre 6 y 12. Tené en cuenta que vas a subir a gran altura, y que siempre hay riesgos de sufrir un apunamiento o soroche. Y que esto no depende de tu estado físico. La adaptación a la altura depende de cada persona.

Obvio, están las influencias del clima y la ruta.

Sí va a demandar que tengas unos cuantos días guardados para dedicarle, ya que la travesía dura 15 días desde la llegada a Mendoza. Llegar al campamento base ya te va a insumir 3 días.

Por supuesto, hay otras formas de hacer cumbre

-ruta de los guías de Mendoza.

directa.

 

Cara Norte

falso de los polacos

-cara Norte

-de nido de cóndores a polacos

-de Berlín a los Polacos

 

Cara Este 

-de los argentinos o del glaciar del este

-variante altoaragonesa

-glaciar de los polacos

-arista sureste

 

entre otras

 

Cara Oeste 

A modo de ejemplo, éstas son algunas de las vías a realizar

-Esteban Escaiola

-ruta mendocina

-arista oeste

-ruta Ibáñez, Grajales, Marmillod

 

Cara sur 

Esta es, sin dudas, la más difícil de todas. Aconsejable sólo para escaladores y andinistas experimentados. Algunas rutas, incluso, han sido recorridas con éxito en muy contadas oportunidades. Entre las 14 que se conocen, están las siguientes

-ruta francesa o La pargot. Tiene dos variantes argentinas: la inferior y la superior

-salida messner.

yugoslava o eslovena

-la ruleta rusa

-de los argentinos

-central o Fonrouge-Schonberger.

 

Hay muchas formas de llegar al techo del mundo, ¿no?

El Chaltén: más técnico (escaladas)

De 3405 metros, y también conocido como Fitz Roy, está considerado como extremadamente difícil de escalar. El ascenso de sus paredes más escarpadas, de granito, se recomienda para andinistas y escaladores que ya tengan mucha experiencia.

Sin embargo, en el cordón del Fitz Roy, hay posibilidades de que puedas escalar estas agujas

-Aguja Guillaumet: tiene una altura de 2579 metros, sus rutas son de un grado de dificultad entre baja y mediana. Éstas no son muy extensas, lo que supone una llegada relativamente sencilla a la cumbre. Las rutas son a través de

-Cara Este. Se utiliza la ruta Couloir Amy, llamada así por los pioneros franceses Bernard Amy y Pierre Vidahet, primeros en escalar por esta vía. Mide en total 450 metros. Terreno mixto: roca y nieve o hielo.

Pared Oeste. La más usada es la denominada Fonrouge-Comesaña, en honor a los argentinos que escalaron por primera vez esta aguja. Mide 600 metros y al final, se une con la anterior.

La técnica de ascenso es trekking y escalada en roca y mixta, ya que hay lugares con abundante hielo y nieve. La expedición completa puede durar entre 3 y 5 días. Esto depende de las condiciones climáticas.

Una vez en la cima, el paisaje que se te va a atrapar todos los sentidos.

Aguja de la S. Ubicada al sur del cordón del Fitz Roy, tiene una altura de 2335 metros. Por el este se la puede escalar por

-La Ruta Austríaca. También se la conoce como Diedro. Tiene un desnivel de 450 metros.

-La Vía Italiana.

-La Vía Baby Face.

-La Josh Aike.

-La Amy.

-La Búlgara.

La Femme de Ma Vie.

La Qui Se Souvient Hommes

Por el oeste se accede por el valle del Cerro Torre. Esta expedición se puede hacer en solo día, aunque se requiere un esfuerzo grande. Es más aconsejable regular y hacerlo en dos etapas.

El mejor momento del año para encarar estas travesías es el comprendido entre mediados de febrero y fines de marzo.