Para llegar a su cima, se pueden seguir varias rutas, según la cara de la que se trate. Aquí, en este sitio, nos vamos a referir al ascenso al Volcán Lanín que se hace a través de la cara Norte ya que, a nivel técnico, es la excursión más accesible de todas. Esto permite que puedan subir personas que tengan a partir de 14 años de edad y buen estado físico.

Si, en cambio, querés sentir mayores niveles de adrenalina, podés encarar el ascenso de la cara Sur. Es más compleja y la práctica que se lleva a cabo es la escalada.